top of page


La tecnología nos conecta con el mundo, nos informa sobre lo que esta pasando en todas partes, pero nos aleja de lo que esta pasando debajo de nuestra piel. Nuestro cerebro recibe dosis de dopamina con cada inmersión en las redes y sus gratificaciones momentáneas. Saber desconectarse para reconocer lo que es esencial, para poder disfrutar de los esfuerzos a largo plazo que nos hacen crecer. Ordenar nuestros hábitos es una tarea para toda nuestra vida, chequear en que se está diluyendo nuestra energía y reorientar para enfocar en lo importante.

2 visualizaciones0 comentarios


Cuando se cortan los canales de comunicación sensatos, y el clima emocional se vuelve toxico, lo mejor es alejarse lo que mas que se puede para reflexionar con cierta distancia. Cuando estas sumergido en pensamientos negativos y solo queres solucionar sin saber muy bien cómo, lo más factible que empeore la posible negociación. Por eso la terapia puede ayudarte a aclarar los términos apropiados de una momentánea rendición para recobrar fuerzas y retomar el dialogo con otra actitud.


2 visualizaciones0 comentarios

Cada proceso terapéutico tiene su anamnesis particular. Una investigación minuciosa sobre los hábitos de vida que dan un resultado de bienestar o malestar. Convencer a la mente para que nos acompañe en algunas decisiones requiere de una estrategia de acción creativa. El arte de encontrar una salida, porque perderse a uno mismo es muy fácil, ceder a la recompensa instantánea abandonando los objetivos a largo plazo. Ese convencimiento interno para sostener los esfuerzos en una dirección solo se consigue en situaciones particulares. Descubrí tu estrategia, reserva un turno

1 visualización0 comentarios
bottom of page